How to shoot somebody who outdrew ya

Quisiera rematar esta serie de artículos de apertura, en los que me he dedicado básicamente a disparar contra el raciocinio excesivo. O sea, tal y como se entiende generalmente. O sea; mal entendido.

No es que haya dado con el Grial, pero tampoco sé muy bien por qué me excuso. Quien quiera entender ya sabrá que cualquier vaso, cualquier boca y cualquier agua son el grial.

Sobre toda la historia de la pajillería ment… pensamiento Occidental, vengo a estar de acuerdo con las ideas posmodernas de que la Historia terminó y que el proyecto ilustrado fracasó. Lo único que todavía puede progresar es la ciencia, cuando se hace como es menester. Y la ciencia nos confirma lo que siempre fue evidente para quien ve con los ojos, oye con las orejas, piensa con la cabeza y siente con el corazón: que no somos criaturas racionales, porque lo subconsciente, lo intuitivo, lo emocional, son lo que determina.

Sigue leyendo

Anuncios

Las piedras del camino

Abrí el blog celebrando aquel maravilloso post fundacional que manifestaba un feliz cambio de rumbo en mi vida. Sin embargo, en mi reconsideración de los presupuestos de aquel post, dejé implícitamente pendiente el punto clave. Aquel post terminaba con una pregunta, presuntamente interpelando al lector, pero, evidentemente, principalmente dirigida a mí mismo.

Me di un tiempo para responder. Cómo debe ser, en estas preguntas. Para “buscar” una respuesta. Y bien, ¡albricias! Hay respuesta.

pantallazo Sigue leyendo

La llave maestra de la razón

La llave maestra de la razón es la de cierre. Es cierto que es la razón lo que, como especie,  nos ha sacado de la dura competencia natural y nos ha llevado multiplicarnos por todo el planeta, incrementando enormemente la duración y calidad de vida, disminuyendo enormemente la mortalidad infantil, etc. (a pesar de las grandes desigualdades que existen entre ricos y pobres). Pero también es cierto que la razón no es algo que podamos desconectar por mera intención. Podemos mover un brazo, o dejarlo quieto. Pero no podemos, por mera voluntad, por ejemplo, detener el riego sanguíneo en la última falange del dedo meñique. Podemos hacerle un torniquete, pero no podemos detenerlo por mera voluntad (salvo tal vez mediante algún entrenamiento loco). También así con la razón. Si nos resulta indispensable, no importa que hayamos apagado su funcionamiento. Aparecerá para indicarnos lo que nos conviene. Sin embargo, así como no podemos extinguirla por completo (salvo tal vez mediante algún entrenamiento loco), sí que existe la posibilidad de extenderla en exceso y crearnos sufrimiento por el mero hecho de pensar demasiado. De hecho, es una de las raíces del sufrimiento de nuestro tiempo.

La llave maestra de la razón es la de cierre. Sigue leyendo

Buscando la verdad

¿Quién busca la verdad? ¿Buscas tú la verdad?

Dicen que ya no hay verdades, pero que tenemos a la ciencia. Pero la ciencia es deshonesta. Afirma estar basada en la evidencia pero no lo está; lo cierto es que está basada en una explicación de la evidencia, es decir, en una interpretación de los datos que arroja el método científico. Tenemos dos cosas: una es el método (con el que cualquier persona racional estará de acuerdo en que es el mejor acercamiento a la verdad) y otra es la explicación de los datos que arroja el método. Aquí es donde se produce la falacia sobre la que se apoya “la ciencia”. Sobre el prestigio del método científico se construye un discurso, que es, por naturaleza, subjetivo; se construye un planteamiento filosófico que se vende como verdad objetiva. Sigue leyendo

Cambiar

XIII - La force

“Os esperaba. Soy el inicio del nuevo ciclo y, después de todo lo que habéis llevado a cabo, no podríais vivir si no me conocierais. Os enseñaré a vencer el miedo: conmigo estaréis dispuestos a verlo todo, a oírlo todo, a probarlo todo, a tocarlo todo. Los sentidos no tienen límites, pero la moral está hecha de miedos. Os hare ver la inmensa ciénaga de vuestras pulsiones, las sublimes y las tenebrosas. Soy la fuerza oscura que asciende en vosotros hacia la luz. Sigue leyendo